Hazlo! El inquietante mensaje de Seth Godin.

Seth Godin es uno de los gurús del pensamiento innovador y las nuevas formas de ver el marketing en Estados Unidos. Podrás verlo dando interesantes charlas en TED.com sobre conceptos como Tribus y que los marketeros son unos mentirosos. (Bueno… puede ser que algo de razón tenga).

Hoy nos viene con otra provocación. Su nuevo libro “Hazlo!” (“Poke the box”, en inglés) es un libro corto y simple pero con un mensaje poderoso: en la nueva economía, el capital más indispensable hoy no el capital, ni el humano ni el de recursos naturales: el capital de la iniciativa.

Sí. Iniciativa.

Así de simple. Dejar de hablar, de buscarle por acá o por allá. ¿Quieres hacer algo? Ok. Hazlo. Punto. Y los “…es que lo que pasa es que…” no existen. Hazlo. Punto.

De hecho Godin nos dice que nos enseñan de todo en la vida. Técnicas para hacer algo, formas de mejorar lo otro o procedimientos para manejar lo de más allá. En el colegio, en la universidad o simplemente, en nuestro medio laboral. De hecho, el mundo de los postgrados está lleno de ese tipo de títulos. Pero lo que nadie nos enseña, nos prepara ni nos empuja es a transformarnos en “iniciadores”.

Profesión: Iniciador.

¿Te has planteado convertirte en un “iniciador”? Sí, iniciar un proyecto que está en el cajón del escritorio, iniciar una transformación en tu entorno o derechamente, iniciar un negocio. No suena mal mirarnos al espejo y decirnos: Soy un iniciador. La próxima vez que alguien te haga la típica pregunta “…y qué haces?” puedes responder con la cara bien en alto: “¿Yo? …yo soy un iniciador”

El séptimo imperativo.

Godin también nos dice que tradicionalmente han existido seis grandes imperativos para progresar en el mundo de hoy. Y todos ampliamente cubiertos por postgrados, libros, coachings, etc. El primero es el de estar al tanto, de tu mercado, de ti mismo, etc. El segundo es el de estar preparado. El tercero es estar bien conectado, con personas y con organizaciones. El cuarto es ser coherente, que sepan qué esperar de ti. El quinto es crear valor, para tener algo que vender. Y el sexto, es ser productivo para ofrecer un buen precio.

Sin embargo, dice Godin, aun haciendo estas seis cosas puedes fracasar. “El mundo está cambiando muy rápido, y sin la chispa de la iniciativa, te limitas a reaccionar ante lo que te rodea”. El séptimo imperativo y hoy el más importante, es tener iniciativa. No hay libros, ni postgrados que lo impartan. Depende de ti y nadie en la tierra te lo puede entregar.

Darle vueltas… nuestro peor enemigo.

Y sí… le damos vueltas y vueltas a una idea y ahí estamos. “Dándole una vuelta”. Los emprendedores, en cambio, tienen esa cualidad extraordinaria. Son “iniciadores” todo el tiempo. Porque tienen los cojones y el corazón para lanzarse “a lo que venga”.

Los demás corren el riesgo de creer en la ilusión de avanzar. Y aquí la última y más inquietante cita al libro de Godin. El doctor Jan Souman, del Instituto Max Planck de Cibernética Biológica, se dedicó a estudiar lo que nos sucede cuando no tenemos brújulas, ni mapas ni puntos de referencia. Experimentó con personas perdidas en un bosque o en el Sahara, sin que pudieran orientarse por ningún modo. ¿Saben qué fue lo que descubrió? Que esas personas, inevitablemente terminaban andando en círculo. Por más que intentaban calcular que iban en línea recta, siempre terminaban llegando al punto donde partieron.

En palabras del Dr. Souman, “no confíes en tus sentidos porque aunque creas que avanzas en línea recta, no es así”.

Las personas necesitamos un mapa, un norte, objetivo o punto de referencia a perseguir. Hazte uno, dibújalo bien en grande y colócalo frente a tus ojos. Evitarás perderte y lo más importante, dejarás atrás el riesgo de seguir “dándo vueltas”.

Así, no llegarás a ninguna parte.

Artículo escrito por Javier English.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.