E-Commerce + design thinking: escuchar y crear valor para tus clientes.

03

El e-commerce promete cambiar la forma en cómo las personas entendemos el comercio. Así como hoy no entendemos el mundo sin redes sociales, en 10 años más la posibilidad de comerciar a gran escala será pan de cada día para todos, desde una gran tienda de retail hasta un emprendedor que cultiva flores decorativas en su casa.

Las herramientas ya están a la mano. Hoy es posible que tu empresa pequeña se abra al mundo digital utilizando plataformas que ya vienen completamente equipadas. Es cosa que abras una tienda on line y ya estarás listo para ganarle terreno al mercado. Si tu producto es bueno, ya no hay excusa y por eso es el turno de pensar en otros factores que también resultan claves en la construcción de una buena estrategia de ventas. Una de ellas, es trabajar desde el tus clientes y consumidores usando la creatividad para crear ofertas de valor que les sean relevantes.

El Design Thinking como punto de partida.

Mucho se habla en esta nueva economía sobre el Design Thinking. Una metodología que aunque fue acuñada en el corazón mismo de Silicon Valley, encierra menos de tecnología y más sobre el entendimiento de los seres humanos. Su génesis se dio como necesidad de potenciar la innovación y fundamentalmente para crear valor a los consumidores ganando más mercado y más ingresos. En definitiva, lograr la ecuación dorada: crecer sin sacrificar márgenes ni bajando los precios. Y eso, cuando hablamos de e-commerce, donde la competencia puede ser muy fuerte, es clave.

Si te animas, en Smallketing.com te compartimos cómo lo hacemos nosotros. Estamos seguros que si comienzas a trabajar de esta forma, conseguirás buenos resultados.

Lo primero: entendimiento profundo del consumidor y sus necesidades insatisfechas. Una de las prácticas más importantes para crear valor y cautivar a tus clientes es conocer con profundidad sus necesidades. Pero no sólo las obvias, sino también las que no son evidentes, las que no se ven a simple vista. ¿Pero cómo conocerlas? La dinámica digital nos da la tremenda oportunidad de conversar con nuestros visitantes.

Cuando captes interesados en tus productos, comienza a comunicarte con ellos e inicia una conversación. Es increíble lo que puedes obtener simplemente preguntando. Utilizando formularios con preguntas en tu sitio y luego activando campañas de email marketing en el cual solicitas feed back sobre distintos aspectos de tus productos, tendrás información muy valiosa para la etapa que viene. Lo mismo ocurre cuando usas tus redes sociales en una búsqueda constante de diálogo con tus clientes y potenciales compradores. Facebook, Twitter, Linked In o Pinterest pueden transformarse en una mesa de conversación con tus clientes y desde ahí, detectar oportunidades ocultas para promover tus ventas.

Lo segundo: cuales son los descubrimientos que implican una oportunidad de mercado. Es conversando con ellos que podrás hacer un levantamiento de “insights” o dicho en términos más simples, aquellos comentarios de tus clientes que dejan implícita una necesidad insatisfecha. Sólo como un ejemplo, trabajando con un cliente que tiene una tienda de e-commerce en Facebook, descubrimos un reiterado comentario que hacían sus seguidores respecto a tener que hacer regalos para la seguidilla de cumpleaños que tienen sus hijos y lo molesto que es partir a última hora a comprarlos. Uno de ellos, de hecho dijo “deberían venderlos todos de una y a domicilio!” Bueno, nuestro cliente se apresuró a inaugurar un simple sistema de registro donde a través de una campaña de email marketing, invitó a sus contactos a comprar a través de su tienda on line todos los regalos de cumpleaños de una sola vez, programando las fechas de despacho a sus casas y obteniendo un jugoso descuento. Ganó él y ganaron sus clientes.

Luego, pensar, idear y solucionar: Hay que ponerse creativo y buscar nuevas ideas para cada necesidad insatisfecha que descubres en tus clientes. Pocas empresas dedican horas de la semana a esto y sin embargo, muchas de las oportunidades de negocios están ahí. Está comprobado que cualquier equipo de trabajo puede generar ideas geniales y sorprendentes. Nosotros le hemos demostrado a más de una empresa que detrás de su equipo ejecutivo habían varios genios econdidos.

Hacer implementaciones de bajo costo primero y luego escalar: Ahora bien, parte fundamental de la innovación en negocios es llevar las ideas a la realidad. En las metodologías de Design Thinking, la etapa de prototipear es clave. ¿Qué es? Implementar tu idea a escala pequeña, al menor costo que sea posible pero lo más cercano que se pueda a la realidad que debieran vivir tus clientes. Aquí podrás dimensionar qué tan buena es la idea, pero sobre todo, conocer cuáles son sus fallas. Fallar es clave para aprender realmente del proceso y haciéndolo en esta etapa evitará que pierdas demasiado dinero. De esta forma, sólo vivenciado tu nuevo producto y aprendiendo de él, podrás escalarlo para recién ahí, inviertas dinero en publicidad, diseño, relaciones públicas, etc, y crezcas sobre bases seguras.

Justamente es en esta última etapa donde plataformas de e-commerce son claves porque puedes armar tu tienda on line a muy bajo costo al principio, probar múltiples fórmulas, servicios y productos a bajo costo y descubrir cuáles son las que te harán crecer. Una cliente nuestra está creando una nueva forma de vender sus vestidos en su tienda on line. No puedo contártelo, pero le solucionó un gran problema a las mujeres que tienen un trabajo demandante y poco tiempo para ir de shopping. Y el éxito ha sido enorme.

Ya lo sabes, el e-commerce ya está. Ahora es el turno de la creatividad.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.