5 tips para pintar tu tienda con colores que ayuden a mejorar las ventas.

TwitterFacebookLinkedInEmail

Los colores influyen en un 85% la decisión total de compra de los consumidores. Y los colores de la tienda son parte esencial de la experiencia de consumo. Si quieres clientes felices, que compren y vuelvan otra vez, usa los colores adecuados en tu tienda. Aquí te contamos cómo.

Los consumidores cada vez eligen más lo que compran en función de los colores. De hecho, la consultora de diseño Color Marketing Group afirma que sobre un 85% de la decisión de compra se decide por el color. Nada trivial. Y esa influencia no sólo se restringe al producto mismo sino también a los colores  que rodean al consumidor mientras está mirando las estanterías. Los colores generan emociones y juegan un rol que debes tener en cuenta por su impacto en las personas que entran a ver tu mercadería.

Las personas estamos “cableados” neuronalmente en relación a los colores, según el psicólogo y experto en identidad de marca Jill Morton. El azul se asocia al agua, el verde al follage y el rojo al fuego. Así de simple. De ahí en adelante, las construcciones conceptuales que nuestra mente hace de los colores son inconscientes y automáticos.

Aquí detallamos 5 formas en que los colores puedenafectan la experiencia de compra y ayudan a transformar a “mirones” en “compradores”.

1. Cuenta una historia a través del color. Más allá de elegir colores que te gusten para decorar tu tienda, piensa primero en el concepto de tienda que persigues y elígelos en base a él. Si tu tienda (y por cierto, tu marca) busca ser una representación de frugalidad, relajación y desconexión de la vida agitada de la ciudad, los colores deberán ser gamas de azules claros, tonos de café con leche y algo de terracota. Colores relacionados con lo mediterráneo, lo calmado y lo marítimo. Distinto será si buscas más sofisticación urbana y moda, el marengo o negro, combinado con rojos tendientes al burdeo y compensados por superficies blancas pueden llevarte a un mundo neoyorkino o algún rincón sofisticado del Soho londinense.

2. Reconforta y calma a tus clientes. Colores cálidos en la gama de los naranjos y cafés son invitadores y tranquilizan a los compradores, así como los colores fríos, como el verde y el azul, producen un efecto de calma, según la consultora Georganne Bender. “El naranja te hace feliz”, dice. Y tener gente feliz en tu tienda hará más probable la venta. En el caso de la dueña de una tienda de accesorios para mujer, la decisión de cambiar el color blanco de las paredes por un naranja tostado fue un tremendo acierto, porque la combinación con las luces halógenas crearon una seductora sensación en el ambiente.

3. Llama la atención de tus clientes sobre ciertos productos. Colores brillantes como el amarillo y el rojo capturan la atención de las personas, haciendo que se detengan en su tránsito incluso antes de ver un estante. Esto se produce porque el amarillo es el primer color que percibe nuestra retina, según la consultora de diseño en retail, Linda Cahan. El rojo, por otro lado, está asociado con el acto de detenerse. Por algo es utilizado en las señales de tránsito o de emergencia. “Las personas compran más cuando hay rojos”, dice Cahan. Sin embargo, se recomienda usarlos con moderación. Suelen provocar también mayor agitación, por lo que la recomendación es que no sean más del 20% de la gama de colores que tengas en tu tienda.

4. Construye identidad de marca. Los colores incrementan el reconocimiento de marcas en un 80%, según múltiples estudios. Vaya si lo sabremos con Falabella verde, Paris celeste y Ripley negro. Encontrar la forma de incorporar los colores de tu logotipo en el interior de la tienda ayudará a tus clientes a asociar la experiencia con la imagen corporativa. Fíjate como esas grandes tiendas hacen uso del color para mantener a fuego en tu cerebro la asociación de la tienda con la marca. Haz lo mismo en tu negocio también. Funciona.

5. Resaltar más que abrumar a tus productos. Es bueno tener cuidado con no usar colores que sobresalgan más que los productos en si. En una tienda, lo que se busca es hacer que los productos sean los que sobresalen y no lo que está alrededor.
Si vendes lencería fina, por ejemplo, colores muy pesados pueden ir en contra de la delicadeza de las prendas en exhibición. Tendrás que pensar en cómo es el contraste y la combinación entre esos productos y los colores alrededor. Si tu tienda vende electrónica, tal vez colores muy brillantes opacarán la elegancia de celulares u otros artefactos. Eso explica porqué las grandes tiendas suelen usar colores oscuros y opacos en esas secciones puesto que resaltan las sobrias líneas de los productos y las imágenes en las pantallas de televisión.

En definitiva, el uso y elección de los colores en tu tienda no es algo trivial. No siempre nos preocupamos o damos la importancia que tiene este tipo de detalles. Pero como plantean los expertos, las personas somos influenciados por aspectos inconscientes pero determinantes en la decisión de nuestras compras. No nos damos cuenta, pero los colores de una tienda son un factor relevante y como decía mi abuela… todo suma.

 
 
 
 
Artículo preparado para Smallketing por Javier English, basado en un material de Entrepreneur.com. “Five Ways Store Colors Can Influence Shoppers” by Jane Porter.


Tags: , , , , , , , , , , , , , , , ,

One Response to “5 tips para pintar tu tienda con colores que ayuden a mejorar las ventas.”

  1. PEDRO GARCIA RDGUEZ 7 marzo, 2014 at 20:16 #

    me gusto la manera explicita y sencilla de sugerir los colores de acuerdo el concepto. felicidades y gracias

Deja un comentario