“Las tres lecciones que aprendí de Bill Gates.”

¿Qué puedes aprender después de trabajar 7 años con Bill Gates? En este artículo de Entrepreneur.com un ex colaborador del Gurú informático nos lo cuenta. Naveen Jain, co-fundador de Intelius, Moon Express e InfoSpace es un emprendedor tecnológico norteamericano que, antes de fundar sus propias compañías, trabajó siete años como Project & Group Manager en Microsoft entre 1989 y 1996.

Imagínate todo lo que se debe aprender trabajando codo a codo con Bill Gates. Eso fue lo que Navee Jain puso en práctica a la hora de iniciar su propios emprendimientos, todos hoy tremendamente exitosos.

En Entrepreneur.com, Jain expone las tres lecciones que a su juicio fueron fundamentales para sus propios proyectos, basadas en su experiencia junto a Bill Gates. Dicen que quien a buen árbol se arrima, a buena sombra se acoge. Imagínense la sombra que puede tener Gates. Aquí un resumen de esas tres lecciones.

1. Ejecución impecable: En Microsoft, según Jain, el foco primario de Gates es “ejecutar” a los competidores de la compañía. Esta estrategia le enseñó que un emprendedor tiene que enfocarse en ofrecer productos al mercado que sean claramente superiores a los de sus competidores. Al decir de Gates, “Ser un emprendedor exitoso no se trata de romperla con innovaciones. Se trata de hacer todo con una ejecución impecable.” Así derrotó al Word Perfect, al Lotus 1-2-3 e impuso el MS/DOS.

2. Rodeate de gente diferente a ti: Estando en Microsoft, Jain notó que Gates siempre se rodeaba de la gente más diversa posible. “La visión de Gates en nuestro éxito era indiscutible, pero al mismo tiempo siempre puso en altos cargos personas que pudieran complementar otros talentos a su visión”. Steve Ballmer, actual CEO de Microsoft es muy diferente a Gates, pero le aporta una visión de Marketing que él quizás nunca ha tenido.

Hay que vencer nuestra tentación a contratar GCU (“Gente como uno”). La posibilidad de abrir nuevas puertas y posibilidades proviene de complementarse con GNQV (“Gente nada que ver”).

3. Se ágil, pero persistente: Jain considera a Gates considerablemente experto en decidir qué líneas de producción continuar y cuales terminar. Esto contribuye a fomentar una cultura de negocios estable, pero ágil al mismo tiempo. Por ejemplo, Microsoft perseveró con productos como Windows, Word y Excel aun cuando no todos fueron éxitos instantáneos. «Trabajé en Windows 1.0, 2.0 y Windows/386 pero no fue hasta el Windows 3.0 que el sistema operativo de Microsoft penetró con fuerza el mercado», dice Jain. Imagínese lo errado que habría sido si Microsoft hubiera dejado de producirlo en la versión 2.0.

Sin embargo, Microsoft se siente igual de cómodo cerrando líneas de productos con bajo desempeño, cuenta Jain. Por ejemplo, Microsoft lanzó una interfaz de usuario llamado Microsoft Bob en 1995, la que en un principio parecía muy prometedora. Su objetivo era humanizar la informática pero quedó como una perfecta desconocida cuando Gates le cortó la cabeza sin dudar mucho.

Para Jain, la clave está en saber cuándo hay que mejorar un producto que no logra el nivel esperado pero tener la flexibilidad para cancelarlo todo para dedicar recursos a algo más prometedor. “Era uno de los rasgos más notables que observé de Gates y me sirvió mucho en mis propios emprendimientos. Esto es una carrera contra el tiempo y a veces eso es más importante que el dinero. Hay que saber cuando seguir y cuando decir No.

Estas tres lecciones son patrones comunes en la mayoría de los emprendimientos exitosos. La diferencia aquí es que provenga de uno de los hombres más ricos del planeta. Y vaya que eso hace la diferencia.

Fuente: Entrepreneur.com / http://www.entrepreneur.com/article/222709

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.